lunes, 30 de octubre de 2017

SHANNA WATERSTOWN 11/Noviembre/2017

SABADO 11 DE NOVIEMBRE 2017
Noche encabezada por la vocalista estadounidense Shanna Waterstown, residente en París desde hace años, desde donde llegaba a España con su banda de blues soul. Ofreció un concierto caliente y del agrado del público de Valles, que habitualmente llena la sala.
Con dos discos en el mercado y una vida entera en los escenarios, Shanna sabe lucirse y llenar su show de momentos intensos.  Su voz fuerte, espesa y envolvente jugó a la seducción desde el principio con un repertorio de temas propios y ajenos que gustaron al público. Además de temas de sus dos discos, se incluyeron baladas, medios tiempos y algunas versiones muy personales de clásicos como mojo workin’,  I just wanna make love.. money that’s what I want, etc
En la banda, destacó la presencia del guitarrista Jay Gogan, a quien conocimos como miembro de la banda neoyorkina ‘The Healers’ y con quien compartimos tan buenos momentos allá cuando empezábamos con la asociación. Jay sigue en su línea blues-rockera como un auténtico todoterreno. Cumpliendo su papel de apoyo rítmico, supo acompañar con elegancia y realzar en todo momento a la cantante, y también llegar al público y calentarlo con sus solos llenos de intensidad y desparrame.
El bajista por su parte, muy efectivo, con una técnica funk tremenda, una digitación imparable y un ritmo que se le salía por los poros. Una pena su técnica de pegada a las cuerdas, excesivamente metálica, que quitaba calor y confort a su sonido.
Completaba la banda el baterista italiano con una pegada tal vez demasiado intensa para lo que se cocía en el escenario. En fin, no podemos decir que faltase pasión en la noche, aunque si algo de coordinación entre banda y solista, que por momentos parecía que iban por caminos diferentes. La voz y la interpretación de la vocalista quedaban a veces un poco desarropadas cuando la banda no conseguia sonar compacta, restando brillantez al conjunto. 
Pero bueno, hablamos de Valles y hablamos de blues, y eso es garantía de éxito. El público como siempre a la tercera canción ya estaba caliente y con ganas de darlo todo. Shanna, cada vez más cómoda, se movía ampliamente por el escenario, se acercaba al público, bromeaba, le hacía cantar coros, dar palmas...El repertorio iba ganando en ritmo y calor. Los solos de Jay todavía más agudos e intensos exaltaban al público, que aplaudía con ganas. Así hasta un final con bises y ovaciones para la banda, que se despidió agradecida. 

Conchi Gálvez
https://www.youtube.com/watch?v=jWxMANr-1Bo

0 comentarios:

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL