jueves, 18 de mayo de 2017

TRUDY LYNN 27/Mayo/2017

Terminamos esta miniserie de conciertos de blues con lacantante texana Trudy Lynn, artista de larga trayectoria  -toda una vida- en su país y que en los últimos años está afianzando su carrera como solista. En su primera gira española, se presentó en quinteto, rodeada de buenos profesionales que supieron adornar un show desde mi punto de vista un poco monótono por parte de Trudy.
La sala, a tope esperando ya desde bien temprano la llegada de los artistas, hervía de calor y ganas cuando salieron al escenario tres de los músicos -batería, bajo y guitarra- marcándose una potente intro de aires funkyblues, con guiños interesantes del guitarrista que también se acompañó cantando animadamente. El segundo tema arrancó en el fondo de la terraza, desde donde nos fueron llegando las notas frenéticas de una armónica; alguien se movía entre el público soplando más que bien al aparato. En unos momentos se subió al escenario el que para mí fue la revelación de la noche, el armonicista Steve Krase, una maravilla también como cantante, como intérprete y como artista. A pesar de que pensábamos que salía para hacer de maestro de ceremonias y presentar a Trudy, el hombre subió al escenario y se marcó un par de r&btrepidantes, ya fuese haciendo aullar a la armónica, ya cantando con una voz atractiva y llena de fuerza, dominando al escenario y a la banda, y viviendo el ritmo como solo algunos saben hacerlo. Contagió al público su dinamismo y energía, de manera que tras varias canciones trepidantes ya ni nos acordábamos de que faltaba por salir al escenario la estrella. Fue finalmente en el séptimo tema cuando la diva nos dignó con su presencia. Muy aplaudida su entrada, se mostró en plena forma en el escenario. En su primera gira en España, confesó al público que había venido ’a pasarlo bien’. Fue la suya una actuación corta, unos 30 minutos, en los que con aplomo y coquetería consiguió hacerse el centro del escenario. En Valles disfrutó e hizo disfrutar. Con una voz profunda y algo rota que manejaba con oficio, fue saliendo de ella un blues intenso, apasionado, sensitivo, que nos emocionóenseguida. Permanentemente mantuvo la conexión con el público, lanzando sonrisas y miradas de complicidad en cada frase, en cada estribillo. No obstante, a mí según se encadenaban los temas, fue pareciéndome un poco monótona. Quizá fuera el repertorio, el contraste con la energía de los temas de introducción que había tocado la banda, el calor que hacía…no sefaltó algo de magia y haber metido algún tema más soulero que nos hubiese espabilado un poco. 
La banda acompañante fue desigual, pasando bastante desapercibidos bajo y batería, que simplemente cumplieron su papel, frente a un guitarrista activo y con personalidad y el ya citado Krase, genio de la armónica, que nos dejó a todos maravillados. 
El show de Trudy fue cortito, se retiró al camerino y la banda siguió tocando, vueltos otra vez el ritmo y el frenesí a la sala con un último tema de despedida. Pero la cosa no acabó, el público reclamó insistentemente un bis, consiguió que Trudy volviese al escenario, entre ovaciones, para dejarnos otro tema y despedirsedefinitivamente con una retirada elegante. Al final, opiniones dispares entre el público, para algunos un conciertazo con una diva muy en forma; para otros, se hizo larga su intervención. Unánime la aclamación del armonicisita y jefe de la banda. Por lo menos, algo sacamos en claro. Nos vemos en Valles
Conchi Gálvez 

0 comentarios:

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL