miércoles, 3 de mayo de 2017

CONCIERTO DE AYNSLEY LISTER 13/MAYO/2017

Tercer concierto del ciclo de blues en Valles, con la esperada presencia del británico Aynsley Lister (en adelante AL, dichoso nombre!) y su estupenda banda formada por tres todoterrenos de la escena en su país:  Steve Amadeo al bajo, Boneto Dryden en la batería y André Bassing en los teclados.
Lo primero que debo es pedir disculpas y confesar que escribo estas líneas casi quince días después del concierto, y puedo deciros que a priori NO ME ACUERDO DE NADA, solo tengo un nebuloso recuerdo de que el concierto estuvo bien, muy bien. Podría entrar en youtube y recrearme con una buena sesión de videos, pero en esta patata de ordenador que tengo resulta a día de hoy una verdadera odisea, así que paso, y os contaré solo lo que recuerdo.
La aparentemente joven promesa del blues británico es ya un puretilla de 40 años con un montón de grabaciones, giras y master-class a sus espaldas: sí, como muchos colegas también se gana la vida combinando la docencia con los conciertos y los discos. A pesar de que para muchos aficionados es ya una estrella consolidada del blues rock contemporáneo, AL resulta en el trato directo un hombre discreto y sencillo, muy profesional, que llegó con su banda a la prueba de sonido más que puntualmente, resolvió el tema sin contratiempos y quedó encantado con el sonido y las condiciones de la sala. Tras la cena, breve descanso de la banda, y al lío.
El concierto empezó más o menos a la hora convenida, con una sede a medio gas que fue llenándose poco a poco, al contrario que en otras ocasiones. Ya en los primeros temas, el artista  y su banda nos convencieron con su propuesta: un blues rock moderno, sofisticado y personal, propio de una generación que ha bebido de muchas fuentes y ha sabido mezclar la esencia del blues británico de los ’60 con la contundencia y espiritualidad del rock sinfónico y la frescura del poprock más ochentero. La impecable técnica y educada persuasión de la guitarra de Lister, combina a la perfección con su voz, íntima y cálida pero en la que subyace el sutil desgarro del blues. El mágico sonido de la sala dio más brillo aún al trabajo del guitarrista y su banda, tres musicazos bien curtidos en sesiones y grabaciones que supieron destacar sin eclipsar al solista. En el escenario, AL, poco hablador, se ensimisma y se concentra en el trabajo, la guitarra toma protagonismo ya sea en riffs despiadados o en refinadas melodías. La banda le sigue sin fallo alguno, compacta, envolvente, creando una atmósfera potente que electriza al público. Como suele ocurrir, la intensidad del momento sube, y todo va a más. Lister aprecia ese calor y se muestra más distendido con el público, sonríe, dice que es su primera gira en España y que está encantado. Los músicos también se muestran relajados y cómodos. Increíble la labor del bajista, un máquina que tira del concierto con un punch ágil y preciso, que refuerza muchísmo a la guitarra. También el batería hace lo suyo más que bien, la base rítmica es en todo momento impecable. Lister juega con su banda, reta en duelos y diálogos al bajista y al teclista, que se marca también sus momentazos.
En el repertorio, temas propios, básicamente de su último disco ‘Eyes wide open’, aunque también sonaron versiones de blues clásicos, el ‘Crosstown traffic’ de Hendrix y el ‘Purple rain’ que se ofreció como fin de concierto. Lógicamente seguidos de un bis más cañero, no podíamos dejarles terminar con una balada, por mucho respeto que tengamos al sr. Prince.
En fin, que la reseña acaba sin mucho más que contar. Como nota, apuntaros que para muchos de los allí presentes, según me dijeron, fue uno de los mejores conciertos disfrutados en Valles, y vamos ya para diez años de actividad…, la oferta ha sido más que variada… así que quedaos con ese dato….el de Aysley Lister en Valles fue un conciertazo!  

Conchi Gálvez.


1 comentarios:

LOR dijo...

Amazing, well done.

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL