miércoles, 3 de febrero de 2016

CONCIERTO DE ATLAS ROAD CREW

Léelo n'asturianu
La sala se llenó el pasado sábado trece de febrero para recibir a la banda norteamericana ‘Altas Road Crew’. Ni el frión anunciado, ni las múltiples celebraciones de carnaval a nuestro alrededor, ni la juventud de la banda mermaron la asistencia de los incondicionales en Valles. Parece ya un hecho confirmado la presencia de numeroso público en cada concierto, con independencia del estilo o de las bandas que llegan a tocar. Es una prueba de la confianza que los socios y simpatizantes tienen ya en la programación seleccionada desde la asociación, que presta mucho.
Estos cinco chavales del sur de Estados Unidos, veinteañeros todos y surgidos como banda apenas cuatro años atrás cuando estudiaban en la universidad, demostraron -a pesar de su juventud- tener profesionalidad, saber estar encima y debajo de los escenarios y un verdadero entusiasmo por lo que hacen. Empezaron como casi todos, haciendo versiones que les gustaban y tocando en pequeños garitos cerca de su casa, para enseguida lanzarse a componer, editar un par de discos y ante la buena acogida que despertaron, tomarse en serio esto de tocar en una banda. Están acabando ya una gira europea que les ha movido por todo el continente - 11 fechas les esperan por España- y se muestran encantados con la experiencia. Lógico y normal.
La banda presentó en Valles el repertorio de sus dos discos y alguna versión. Un rock muy genuino, construido sobre los mimbres de la tradición del rock sureño, el progresivo y el folk de la americana, unido a toques más modernos y oscuros de los ’90.
En directo, la banda funciona y resuelve en el escenario como un grupo veterano. Llegaban a España después de girar por cinco países y eso se notó en la fluidez y comodidad que mostraron  sobre las tablas. El compositor de muchos de los temas y vocalista, Taylor Nicholson, destacó por una voz rasgada y penetrante, flexible, consiguiendo en cada tema que la banda le siguiese y arropase de manera compacta. Buen juego de guitarras se marcaron, entre el acompañamiento del vocalista y el incisivo guitarra solista, en guardia todo el concierto para marcarse algún solo entre los elaborados riffs. Unidos a ellos, una base rítmica muy cumplidora, con un batería preciso y recio y un bajista correcto. Y finalmente, un teclista buen acompañante y un poco funky completó la formación en la que todo fue sobre ruedas.
‘Atlas Road’ son una banda de directo, así se definen y así lo notamos en Valles, donde disfrutamos a base de bien de la improvisación en los solos, de los finales alargados, obsesivos y espesos, tan progresivos, de las versiones estonianas e incluso de la intro santanera que se marcó el guitarra solista en el tiempo de los bises, ya con el público en el bolsillo.
Un concierto estupendo y un amor mutuo el surgido y declarado entre los viejunos de la AMCBocanegra y los chavales de ‘Atlas Road Crew’, a los que les deseamos lo mejor en sus andanzas por el mundo. Para el resto, nos vemos en Valles.
Conchi Gálvez

Léelo n'asturianu



HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL