jueves, 18 de diciembre de 2014

TRIBUTO A SUPERTRAMP 27/diciembre/2014

Léelo n'asturianu
Grato fin de año el disfrutado en Valles con la actuación de la banda tributo a Supertramp “The Logical Dream”, integrada por cinco músicos de larga trayectoria en los escenarios asturianos, y ya disfrutados por nosotros en diversas formaciones a lo largo de estos años. Estos veteranos todoterreno se han unido para rendir homenaje al archiconocido grupo que vendió millones de discos en los ’70 y’80 y forma parte de la banda sonora de la niñez y la adolescencia de los que ya pasamos delos 40 y algunos más. ¿Quién no ha tenido algún LP de Supertramp rodando por su casa o la de su primo?.
Los 16 temas escogidos para este homenaje reproducen los recogidos en el  doble álbum ‘París’, -millonario en ventas y para muchos uno de los mejores del grupo-, grabado en la capital francesa en 1979, adoptando también una formación instrumental muy similar: Sam Rodríguez (piano y voz), Dani Herrero (saxo, harmónica, melódica, teclados y coros), Julio Gilsanz (guitarra), Carlos Laiz (bajo y coros) y Chema Fombona (batería y voz).
La banda consigue alcanzar de manera más que fehaciente, a base de rigor y meticulosidad, los sonidos y la atmósfera característicos del grupo, que se movía entre la complejidad del rock progresivo que reinaba en los estudios en aquellos años y el pop más comercial que los encumbró al estrellato.
No es sencillo abordar en directo las complejas y preciosistas producciones de los discos de Supertramp y por eso recrear un disco en directo parece una labor más asequible. De cualquier manera, el proyecto de ‘The Logical Dream’ encarna con acierto las elaboradas tramas instrumentales y sus características armonías vocales logrando, con un buen hacer que se acerca al perfeccionismo, recrear toda su esencia.
‘Logical Dream’ nos ofreció un concierto complejo, repleto de matices, largas melodías y juegos de voces, en los que el protagonismo de los teclados y el saxofón se apoyó con solidez en la precisa base rítmica y la rebeldía de la guitarra, que destacó en varios solos. Una divertida sorpresa la de escuchar al amigo Chema Fombona como vocalista,  dando descanso al esforzado Sam Rodriguez,  y ver lo bien que se le da.
El concierto, que recogió los grandes hits del grupo, se inició con los acordes al piano del ‘Fool’s overture’, subyugante tema con una sinfónica intro instrumental que nos sumergió de cabeza en la hipnótica atmósfera de la banda, y en la que el pianista y vocalista Samuel mostró su capacidad vocal para alcanzar los legendarios agudos de Roger Hogdson. ‘School’, vino a continuación, presidido por la  preciosa harmónica de Dani Herrero y por su clásico ritmo de medio tiempo. Siguieron con ‘Take the long way home’, y en ese momento pensé: Joder, conozco todos los temas..y yo que creía que me había quedado en el Breakfast en América
A lo largo de la hora y media restante sonaron también ‘Ain’t nobody but me’, ‘Breakfast in America’ ’Dreamer’, ’From now on’, ‘The logical song’, ‘Goodbye stranger’, ‘Hide in your shell’ ‘Another man’s woman’, ‘Crime of the century’, ‘It’s raining again’, y para el bis ‘Two of us’ y‘Give me a little bit’. El público que llenaba la sala disfrutó de lo lindo, en primera fila los fans de Supertramp que coreaban muchos de los temas, y detrás los que no se pierden un concierto, y que ya van siendo un grupín curioso.
Una noche entrañable por el tono nostálgico de la música, tan de ‘aquellos años’, por la cordialidad y el entusiasmo de los músicos y por el reencuentro en estas fechas navideñas con viejos amigos ausentes en otros momentos del año con los que pasamos ratos estupendos. A partir de ahora, nueva programación y buenas sorpresas musicales para el 2015. Nos vemos en Valles.  
Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu
Traducido por Miguel Isla

martes, 9 de diciembre de 2014

RETROSPECTIVA DEL FESTIVAL DE CORTOS 19 Y 20/DICIEMBRE/2014

De los conciertos al cine como si nada. No paramos, muy lejos de relajarnos en esta ocasión presentamos una actividad de lo más interesante, una retrospectiva de las cuatro ediciones del Festival de cortos Bocanegra (2009-2012) en la que se incluye un Chat-Taller para los que quieran adentrarse en el mundo de las proyecciones y que será conducido por Alejandro Camblor  y que se realizará posteriormente a las proyecciones.
Esta iniciativa se lleva a cabo con la colaboración del Exmo. Ayuntamiento de Piloña y de hecho se realizará en la sala de actos de la Casa de Cultura de Infiesto en este mes de diciembre los días viernes 19 a partir de las 20:00hrs y sábado 20 a partir de las 19:30hrs.
Las proyecciones incluyen los ganadores de las distintas categorías que han sido premiadas, el viernes de los años 2009 y 2010 y el sábado 2011 y 2012, con lo que la calidad que nos espera es de lo más elevado teniendo en cuenta que se han presentado un total de más de 850 cortos

viernes, 28 de noviembre de 2014

CONCIERTO de MORELAND & ARBUCKLE 06/DICIEMBRE/2014

Léelo n'asturianu
Desde Wichita (kansas) nos llegaba a Valles el  peculiar trío liderado por Aaron Moreland (guitarra y cigar box) y Dustin Arbuckle ( armónica y voz), al que acompañaba el baterista  Kendall Newby. Los de Kansas nos dieron caña de la buena, a través de un huracanado repertorio surgido de las profundidades del Delta  y condimentado con la contundencia del buen rock and roll.
Están de gira por España y no han recibido más que buenas críticas y petazos de las salas. Aquí en Valles les teníamos ganas, y sabíamos que había gente que iba a venir desde distintos puntos de Asturias a verlos. Así que, como viene siendo habitual, la sede se abarrotó. Hay que decir que empezaron con bastante retraso, unos 45 minutos, y los que llenábamos la sede estábamos ya un poco impacientes y mosqueadinos cuando los tres subieron por fin al escenario. Pero con los primeros acordes ya les perdonamos el agravio y nos dejamos cautivar por su arrolladora propuesta de blues rock, power blues, roots rock o como quiera que se llame  lo que hacen.
Durante más de  90 minutos nos mantuvieron en movimiento sin descanso, con un repertorio que no puede decirse que fuese ‘in crescendo’, ya que realmente fue cañero desde el minuto cero. Presentaron temas fundamentalmente de su último y cuarto disco ‘7 cities’ , algún adelanto de lo que será el nuevo,  y versiones de los grandes como Muddy Waters, Little Walter, Jimmy Red, Slim Harpo o Bo Didley.
Sencillez, grandeza y muchísimo sentimiento, esa es la magia del blues, lo que lo hace fascinante. Es curioso ver cómo temas conocidos, versiones clásicas, suenan tan diferentes según qué banda o solista los interprete. Este dúo tiene una gran personalidad a la hora de abordar lo clásico, dándole una contundencia y un empuje más que notables. Realmente nos sorprendió ver y escuchar cómo con tan poco se puede hacer tanto. Sin grandes alardes técnicos ni instrumentales (ni siquiera un bajo, solo se animó Arbuckle a sacarlo en un tema), mantienen una tensión absorbente durante todos los temas, elegancia y muchísimo poderío. Se nota su amor al blues y su paso por la escuela del rock’n’roll más genuino. La voz de Arbuckle es profunda y oscura, y cesa para dar paso a la armónica que domina y a la que consigue hacer aullar con más dolor que alegría. Y luego esa Cigar Box que se marcó el gran Moreland (construída por él mismo)..qué sonidazo más auténtico le sacaba, combinando con las cuatro cuerdas labores de bajo y de guitarra. También nos gustó el baterista, siempre discreto y en su sitio, muy importante rítmicamente con lo exiguo de la formación, y que se marcó un solo bien prestoso acabando ya el concierto.
Los que allí estuvimos lo pasamos pipa durante toda la actuación. A los bises gritábamos como siempre ‘otres tres’ y los chavales cumplieron con gran agradecimiento. Tres temazos finales que incluyeron algo de Zeppelin y que acabaron de ponernos a todos ‘con los pelos p’atrás’  cerraron esta magnífico concierto que nos importaría repetir para la próxima gira 2015.
A la espera del último concierto del año en nuestra asociación, podemos decir ya sin rubor que este 2015 nos hemos pasado más de tres pueblos en cuanto a calidad en la programación. El listón está más que alto para el nuevo año, yo creo que el próximo reto es el de traernos al Lenny kravitz el 17 de agosto y fastidiarle la exclusiva al Ayuntamiento de Gijón.

Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu
Traducido por Miguel Isla

martes, 4 de noviembre de 2014

THE BUTTSHAKERS 22/NOVIEMBRE/2014

Léelo n'asturianu
Todavía estamos con el ritmo en el cuerpo a la hora de escribir estas letras. El torbellino Buttshakers nos ofreció una sesión de buena música condimentada con ciertos elementos que gustan a todo el mundo: repertorio bien escogido, técnica y pasión en la ejecución, sonido de calidad, buenas vistas en el escenario (sí, eran todos muy guapetes y cool), complicidad con el público, y un  frontman ( en este caso woman) con carisma.
La banda francesa, nacida en 2007 y con cuatro discos ya en el mercado recibidos todos con muy buenas críticas, venía presentando en España el último de ellos, denominado ‘Night Shift’, un caleidoscopio de Soul, rythmblues y funk mezclados con erizados toques roqueros. 
Como piojos en costura nos encontrábamos ya en la sala antes siquiera de que los músicos se subieran al escenario. La sala de Valles se quedó pequeña para aquella masa ondulante que se movía con dificultad, anhelando cada quién un poco más de espacio vital para mover el esqueleto o llevarse la copa al gaznate. La banda así lo merecía y la temperatura fue subiendo sin parar a lo largo de la noche.
El grupo iba liderado por la cantante estadounidense Ciara Thompson, una maravilla del ritmo  dotada de una voz leonina y potente, llena de fuerza y sensualidad, a la que la activa banda arropó en todo momento. El concierto, todo un homenaje al sonido Motown, aunque con toques más áspero-garajeros,  fue de menos a más. Empezó un poco acartonado -parecía que el técnico de sonido no acababa de sacarle sonido a la sala, y los temas resultaban ligeramente secos  y duros- para ir ganando ductilidad y soltura tema a tema. Un repertorio cada vez más animado y bailón, véase ‘Wicked woman’ ó ‘Get your blues’ por ejemplo, sin una triste baladilla con la que recuperar el resuello. La banda destiló gota a gota ritmo del bueno, sobresaliendo, sobre una base rítmica muy bien empastada, un guitarrista muy grunge y un par de vientos-saxo barítono y trombón- omnipresentes y de empuje desgarrado y furioso.
La vivaracha Ciara, con una efervescencia cautivadora, se movía si sin parar y animaba al público a moverse con alegría y descaro, aunque a lo Chiquito nos movíamos todos, no daba para más el aforo. Tras una hora de concierto imparable que se nos pasó volando y ante la anunciada despedida, a los músicos se les veía a gusto y agradecidos, el público pedía ‘otres tres’ a grito pelao y  nos endosaron un bis de 4 temazos frenéticos, como el ‘Tell the truth’, ó el ‘Night Shift’ que da nombre al disco. Incluyendo también un homenaje a la gran Etta James.  
Grupazo más que recomendable, muy de directo, de esos que se dejan ‘la piel en el pellejo’ y te llenan de energía, a los que auguramos un potente carrerón en los próximos años.
Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu
Traducido por Miguel Isla


martes, 14 de octubre de 2014

DELTA MOON Y DIXIE TOWN 24/OCTUBRE/2014

Léelo n'asturianu
Si los músicos son como tocan, realmente este viernes nos hemos topado con unos ‘high class’ dentro y fuera del escenario. Así fue el concierto de los estadounidenses Delta Moon, banda con un sonido profundamente sureño que combina elementos del blues clásico, el folk, el  swampblues, y el roots rock y que destaca por el acertado uso del slide.  
A falta de la banda de entrada, Dixie Town, que no pudo llegar al concierto tras quedar tirada en la carretera, sobre las 23:00 horas, y con la sala vacía - al público hubo casi que agarrarlo por el cuello para meterlo para dentro, de lo guapa que estaba la noche fuera y el ambientín que había en el chigre- empezaron a sonar los primeros acordes de un concierto de más de dos horas lleno de buenos momentos.
Delta Moon está integrado por dos grandes guitarristas de blues procedentes de Atlanta, Tom Gray y Mark Johnson, que se acompañan con una sección rítmica -bajo y batería- variable pero muy profesional. Llevan tocando más de 20 años juntos, y eso se nota muchísimo en el perfecto entendimiento y el empaste que muestran en el escenario. Tom Gray, compositor de la mayoría de los temas, canta también, con una voz áspera y ligeramente rota aunque confortable, y se acompaña con su guitarra lap steel medio tumbada sobre las rodillas, y los dedos de la mano derecha llenos de púas, mientras Johnson le sigue bien de cerca con una eléctrica de pulcrísimo sonido y su inseparable dedal. Son la pareja perfecta.  En ellos lo complicado parece sencillo, el ego y el ‘porque yo le valgo’ dan paso a un lenguaje perfecto en el que ninguno está por encima del otro, demostrando, además de una manifiesta técnica, una cortesía y un saber estar compartiendo escenario ejemplares.
El extenso repertorio que nos ofrecieron puede resumirse como ‘delicioso’, pleno de reposado buen gusto, talento y saber hacer. Sin duda el de este viernes ha sido uno de los mejores dúos de  slide que han pasado por nuestro escenario, y de los que yo he visto en mi vida.  A lo largo del concierto, que empezó bastante tranquilo y acabó con un bis extralargo, escuchamos verdaderos temazos como ‘Hell Bound Train’, ‘Black Cat Oil’, ‘Midnight train’, ‘Black Coffee’, o ‘Clear blue flame’, y algunas versiones, como la conocida ‘You gotta move’ de Fred McDowell. Melodías, sonidos y riffs que sonaban a conocidos, llenos de lugares comunes, desde los aires más viejos del Delta de Robert Johnson hasta los más eléctricos de JJCale, Canned Heat , Ry Cooder o el rollo Mark Knopfler con los Notting Hillbillies
El cuarteto sonaba de muerte, completamente empastado, lustroso. Cada uno en su papel, Tom y Mark muestran su personal estilo y su nivelazo con el slide y lap steel, pero sobresalen  y se crecen en los diálogos, dúos brillantes que fluyen como quien no quiere la cosa y crecen con una naturalidad magistral. A pesar del colorido de las dos guitarras, la palpitante base rítmica estuvo en todo momento en su sito, con unos acompañantes impecables –siento no haberme quedado con sus nombres- que también tuvieron momento para su lucimiento individual, cuando los dos guitarristas se retiraron elegantemente a un lado del escenario.
Lo de este viernes no fueron fuegos de artificio, ni explosiones de decibelios. Delta Moon es otra cosa. Los allí presentes - los de siempre y caras nuevas- disfrutamos de una música reposada, sin estridencias, pero llena de buen gusto, de una profundidad y una honestidad de esas que llega directamente al corazón, y que nos supo a gloria. Mostraron el mismo buen rollo en el escenario que fuera de él, cuando departieron amistosamente con los fans que por allí pululábamos. Todo un ejemplo de lucidez y noble veteranía, que sin estridencias lo demuestra todo cuando no tiene ya nada que demostrar. Más de algún ‘rockstar’ tendría que haberse pasado por aquí pa flipalo un poco, o no??

Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu
Traducido por Miguel Isla

domingo, 7 de septiembre de 2014

MARCUS BONFANTI 3/OCTUBRE/2014

Léelo n'asturianu
Hay conciertos en los que el carisma y la energía de alguno de sus intérpretes destaca intensamente sobre el resto de la banda, como si se tratara del estallido de una supernova que  deslumbra de tal manera que el resto del universo parece perder los colores y  difuminarse a su alrededor. Algo así nos pasó el pasado 3 de octubre con la actuación del británico Marcus Bonfanti, una verdadera bomba de las seis cuerdas cuyas ondas rockbluseras atravesaron nuestro corazoncito y demás vísceras  con una fuerza tal como si de simple humo estuviéramos hechos.
Bonfanti es un guitarrista británico que bebe de las fuentes del blues rock más clásico, acompañándose de una voz profunda, a veces desgarrada y áspera, a veces seductoramente modulada. A pesar de su juventud cuenta ya con dilatada experiencia en los escenarios,  alternando su participación en bandas consolidadas con sus trabajos en solitario. Sus influencias pasan de los clásicos del blues  como Muddy Waters o Howlin’ Wolf hasta grandes bandas como Led Zeppelin o los Stones. En esta pequeña gira española eligió el formato trío  -acompañándose del batería Craig Connet y el bajista Matthew Waer-  para presentar los temas de su último y muy recomendable disco, ‘Shake the Walls’. Las referencias sobre el músico y lo visto en internet eran inmejorables. Como siempre, la magia del directo, y el estupendo sonido que habitualmente disfrutamos en la sede de Valles confirmaron las expectativas. Bonfanti es un músico de directo, a pesar de que la producción del disco es magnífica y se echaron de menos, por ejemplo, las armónicas en el escenario de Valles. Su entrega sobre el escenario es absoluta, su energía desbordante y su originalidad en la composición y la interpretación admirable. Sus referencias clásicas son incuestionables, el rock y el blues  son lo de siempre, pero todo suena a nuevo y a diferente. Puro talento.
El concierto fue de menos a más, rítmica y emotivamente hablando.  Empezó con el recio ‘Alley cat’ en el que ya mostró una energía y un dominio de la guitarra y de su garganta impresionantes. Su personalísima forma de atacar el instrumento, tanto en los riffs como en sus punteos -fuertes, poderosos y muy sofisticados-, se mantuvo durante toda la sesión, cuando mostrando un  sonidazo de lo más rockero con su bonita Gibson SG, cuando acompañándose en la acústica con un slide que enfatizaba su lado más bluesero.
Los temas se iban incardinando uno tras otro con una coherencia y un buen gusto admirables. Entre los más lentos, destacamos ‘Honey’ maravilloso tema, en el que destacan la limpieza de voz y guitarra, un tema puro que nos hace descender a las raíces más dolientes del blues; ‘Jezebel’, con un frenético y afilado solo;  ‘Devil girl’  una balada profunda con una onda country blues que parece salir del mismísimo fondo del pantano; el cañonazo hard rock ‘Stone me Sober’, que podría convertirse en todo un clásico, y en el que el músico desplegó su gran poderío vocal, o el polvoriento ‘Cheap whisky’. Un repertorio lleno de temazos,  más de hora y media sin tiempo para el respiro, al que se sumarían otros tres en el bis que el público satisfecho pidió con insistencia. Es que todo nos parece poco una vez calientes.
Frente al protagonismo del guitarrista y cantante, una limitada base rítmica, más por el discreto bajista que no llegó a sincronizar con un baterista lleno de posibilidades pero desaprovechado. No obstante, y en conjunto, un conciertón de notable altísimo, o sea, digno sobresaliente, calificación a la que ya nos estamos acostumbrando en la asociación Bocanegra, y que intentaremos mantener mientras se pueda. Ojo con la programación que viene, amigos, pues no tiene desperdicio.

Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu
Traducido por Miguel Isla

domingo, 27 de julio de 2014

GREG IZOR & King Bee 02/Agosto/2014

Léelo n'asturianu
Nueva cita con el Blues en Valles (comonosmola). Una noche de verano de las ideales, con la sede llena de caras conocidas y aficionados bluseros de aquí y allá. La banda King Bee había dejado muy buen recuerdo de su paso por las Jornadas de Blues del pasado octubre, y las expectativas ante el solista de la noche, el armonicista y cantante estadounidense Greg Izor, eran muy buenas. La noche prometía, y vaya si cumplió.
El quinteto madrileño integrado por los hermanos Emilio (armónicas y voz) y Carlos Arsuaga (batería), Alvaro Bouso ( guitarra y voz), Ignacio Mendivil ( bajo) y Sergio Fernández ( guitarra), abrió el concierto sobre las 23:30 con un par de temas propios, “Dream Girl” y  “ I got to go”. La banda, que cuenta con un sólido rodaje, plasticidad y complicidad en el escenario, y un repertorio que recorre todos los estilos de blues, del norte al sur, resultó un perfecto acompañamiento para el fantástico Izor, un verdadero torbellino de energía en el escenario.
Lo vivido esa noche quedará por muchos años entre nuestros recuerdos. Blues genuino sobre las tablas, un sonido que partía la pana, músicos entregados y público receptivo y con garbo: el cóctel perfecto. Sin duda alguna, y a pesar del buen sonido de conjunto, de la rigurosa base rítmica y la impecable labor de los dos guitarristas, el protagonismo de la noche se lo llevó la armónica, tanto en los solos de Greg como en los acompañamientos de  Emilio Arsuaga. El brillo y la garra del tejano sobre las tablas se hicieron presentes desde su misma aparición en el escenario, como un verdadero huracán, demostrando además gran complicidad con el público, a pesar de nuestras típicas barreras idiomáticas. Alternando armónicas cromáticas y diatónicas en melodías y solos profundos, bien construidos técnicamente pero arrebatadores y salvajes en su esencia, nos embaucó también con una voz potente y llena de matices. El tío es pura pasión, se le nota al tocar, al cantar, al hablar, al moverse. Se nos metió a todos en el bolsillo: a los músicos que le acompañaban en el escenario- que sudaron la gota gorda-, al público - que bailaba tema tras tema sin aparente agotamiento- y hasta a un paisano que pasaba por la carretera cuando salí a llamar por teléfono y que diciendo “oye, que bien suena esto” entró al concierto encantado.
Nos ofrecieron dos pases potentes y bien extensos, en el que fueron alternando temas de su propio repertorio -recogidos en los fantásticos discos que os recomendamos: “I was wrong” y “Close to Home” de Greg Izor , y  “Po’Boys” de King Bee- con algunos de clásicos armonicistas como James Cotton o Lazy Lester. En ese tiempo hubo de todo, desde blues Chicago en “Who you living to” ó “I’m yours”, pasando por Luisiana ‘I thought it would be me’ hasta temas más souleros y R&B.  Incluyendo algún tema que Izor se marcó con la guitarra (una sorpresa la versión del tema de Dylan “Girl from the north country” con Izar a la guitarra y Nacho Mendivil al bajo), un solo de rítmicas collejas (yo no lo vi, porque estaba fuera, pero me lo contaron), dúos flipantes y desbocados  con Emilio Arsuaga, que también se lució de lo lindo, y hasta un trío de armónicas con el amigo Manu Velasco que, allí presente, se animó a subirse al escenario, volviéndonos ya a los de abajo chiflados del todo.
Qué gran noche, amigos! Muy de agradecer a la banda “King Bee” la oportunidad de haber podido disfrutar de este pedazo de músico y de hacernos vibrar con lo que más nos gusta. Ojalá la vida nos cruce en más ocasiones. Y si es en Valles, mucho mejor.
Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu


lunes, 23 de junio de 2014

THE SWEET VANDALS y GROOVETROTERS 04/JULIO/2014

Léelo n'asturianu
Otra fantástica noche que se cayó directamente en el saco de las que no olvidaremos. Autentica fusión entre público y músicos. Había ganas por ambas partes, y creo que las dos se quedaron totalmente recompensadas. Y ya que hablamos de recompensas, la primera nos llegó de la mano de los Groovetrotters, que supieron poner la temperatura ideal, os aseguro que la dejaron muy alta, para recibir a las estrellas de la noche. Por fin teníamos el placer de tener en Valles a uno de los grandes grupos de música negra de este país, que por cierto tuvieron reconocimiento internacional mucho antes de que se les diese por estas tierras.
 Uno de los grupos pioneros, de los primeros grupos que nos impactaron con su sonido, con esa fantástica voz, que nos dejó a todos con la boca abierta de admiración. Pues toda esa maquinaria en acción, era lo que iniciaba su andadura en una noche que no olvidaremos ni los de arriba ni los de abajo. Perfecta simbiosis entre público y músicos. Hay varios detalles, en concreto uno, que los que hayáis visto a los Vandalos en acción no creeréis pero que fue cierta: Santi Sweetfingers, bailando!!! Mayka, Pletórica, la cara de felicidad de Javi era para ver, y hablando de caras, las nuestras un poema. En fin, que lo dieron/dimos todo, todas y todos. Concierto “Infumable” porque si te ibas a fumar, te lo perdías, aunque solo fuera un tema. Temazo tras temazo por su parte y baile tras baile por la nuestra. Algun@s todavía hoy domingo tenemos agujetas.
Para cerrar ésta crónica, dejar por escrito las palabras que dijo Mayka Edjole la primera vez que oyó el nombre de la asociación: Con ese nombre, hay que hacer un festival de Música Negra allí. Muchas Gracias a todos y nos vemos en la siguiente. Un placer y que vaya bien. 
Gabino Diaz (El desván del guaje)
Léelo n'asturianu
www.thesweetvandals.com
thesweetvandals@gmail.com
THE SWEET VANDALS AFTER ALL







No podemos pasar sin transmitir a todos los que formamos esta asociación las palabras que Mayka nos envía y que agradecemos profundamente:
"De vuelta ya en casa, sólo tengo palabras de agradecimiento para todas las personas implicadas en la asociación Bocanegra, a Jorge, a la pareja del garitu, a mi querido guaje Gabino por vuestra hospitalidad y trato exquisitos y sobre todo por creer en la música en directo y hacerla posible y asequible a las gentes de vuestro entorno. En nombre de la banda y en el mío propio MIL GRACIAS POR TODO! Salud!"





miércoles, 4 de junio de 2014

TRIBUTO A JIMI HENDRIX

Léelo n'asturianu
Homenaje en toda regla al gran Jimi Hendrix de la mano del potente trío ‘Manic Depression’. La banda de Avilés, integrada por tres grandes admiradores del guitarrista magnético, estrenaba en Valles este sentido tributo en el que la magia del de Seattle inundó las cuatro esquinas de la sede y parte del extranjero.
Acudimos al concierto con una expectación fuera de lo normal por la especial querencia que setimos hacia el universo sonoro del que es para muchos el mejor guitarrista de la historia del rock’n’roll. Mucho se ha escrito acerca de la genialidad de Hendrix, de su originalidad, ingenio creativo, de su revolucionaria técnica, de sus directos incendiarios.  Para mí su música es, sobre todo, Libertad. Una música orgánica, sexual, absolutamente viva.
Los antecedentes de los tres intérpretes de la noche eran buenos. A Sergio ‘Tutú’ Fernández ya le habíamos visto tocar con ‘Alto Volto’ en Gijón y nos había convencido su elegante estilo en las cuatro cuerdas y su manifiesta conexión con Miguel Herrero a la batería. De éste poco queda por decir ya a estas alturas. Pasando por alto su nivelazo como productor, compositor o arreglista, destaca también como multi-instrumentista. Lo mismo te lo encuentras tocando la batería, que al bajo, la guitarra o el fliscorno, todo con una facilidad, un gusto y una versatilidad  pasmosas.  En fin, todo un talentazo musical el de este hombre, de lo mejorcito que tenemos en Asturias. El tercero de los componentes, Rubén Álvarez, era el más desconocido a priori. La curiosidad por saber quién ‘osaba’ llevar al escenario temas de este semidios del rock me mataba. Enseguida al verle la cara recordé que había pasado recientemente por nuestro escenario de Valles, formando parte de la banda de los hermanos Tejedor, en un papel básicamente rítmico frente al lucimiento de gaita y acordeón. En esta ocasión su forzoso protagonismo reveló un profundo conocimiento y amor por la obra de Hendrix, recreando toda su psicodélica energía y su genialidad.
La hora y media de concierto fue un continuum de los superhits de la Jimmi Hendrix Experience: Abrieron con el que da nombre a la banda, ‘Manic depression’, encadenando temazo tras temazo (los pongo sin orden porque no me pillé el setlist ni apunté nada, del subidón que llevaba): ‘Crosstown Traffic’, ‘Fire’ ‘Foxey ladie’, ‘Stone Free’ ‘Voodoo Child’, ‘Hey Joe’, ‘Little Wing’, el bluesazo ‘Red House’,‘The wind cries mary’’, ‘Purple Haze’, la versión de ‘Sunshine of your love’ de Cream y algún otro que seguro me habrá dejado en el tintero. A pesar de que en ciertos momentos se apreciaba la falta de rodaje del recién estrenado repertorio, la experiencia de estos profesionales estuvo en todo momento por encima de cualquier entuerto, del que salieron con soltura y estilo.
En el escenario, pura descarga de hard rock, psicodelia y blues con la libertad que el trío original supo inspirar. La base rítmica, con impecables líneas de bajo, junto a una batería sólida y contundente bajo la segura pegada de Herrero, al que le salía las baquetas volando de vez en cuando de pura caña, crearon unos recios mimbres para el lucimiento de la guitarra. Transmitiendo una palpable devoción por el Jimi original, Rubén recreó rifs, melodías, solos  y efectos sonoros de todo tipo. El equipazo que llevaba consigo le permitía emular con envidiable fidelidad las resonancias y efectos de la Fender de Hendrix, sus aullidos, sus texturas, su increíble densidad y al mismo tiempo su ligereza única. Todo ello con una oportuna dosis de improvisación, característica de la original Experience y en las que Rubén se mostró en todo momento muy cómodo.
A pesar de que no éramos muchos los presentes en la sala, el impecable sonido, la música envolvente y psicodélica, y las imágenes de Hendrix y su banda en la gran pantalla del escenario, nos sumieron a más de uno en un trance especialmente delicioso y sensual. Tras 90 minutos de selecto repertorio acabaron con un bis muy reclamado entre los que estábamos ya arrebatados, repitiendo el ‘Crosstown Traffic’ y la versión asturianizada pero igual de salvaje del himno estadounidense barras y estrellas, sustituido aquí por el ‘Asturias patria querida’.
Un concierto del que nos ha quedado un estupendo regusto y que habría hecho las delicias de cualquier aficionado a la música de Hendrix. Felicitamos al estupendo trío ‘Manic Depression’ grandes amigos de nuestra asociación y esperamos que esta actuación no haya sido la única y tengan ocasión de moverla por otras salas con su estupendo directo. Muy recomendable.
Conchi Gálvez

Léelo n'asturianu
Traducido por Miguel Isla

jueves, 15 de mayo de 2014

CONCIERTO THE NEW ROSES VIERNES 23/MAYO/2014

Sesión rotunda y convincente la del pasado sábado en valles con el cuarteto alemán ‘The New Roses’. Las expectativas eran buenas y así se demostró con el aforo de la sala, con un llenazo considerable, y un público muy rockero, en su mayoría llegado de más allá de las fronteras piloñesas, hecho que se viene repitiendo en los últimos conciertos y que no deja de asombrarnos. 
Con un leve retraso sobre el horario establecido, sobre las 11.30 sonaron los primeros acordes de lo que sería un incesante homenaje al hard rock, en el que la banda fue presentando uno a uno los temas de su  disco "Without A Trace". El cuartero - dos guitarras, bajo y batería-  tiene en Timmy Rough, vocalista y guitarra solista, su auténtica alma, personalizada en una voz desgarrada, áspera y llena de matices que nos arrastró  por callejones oscuros y carreteras interminables. A pesar de la entrega del front man, se notó una cierta frialdad teutona en el resto de la banda, que no llegó a conectar con un público caliente y dispuesto a todo, que no paró de jalear a los músicos durante las más de dos horas de concierto. Con un sonido potente,  la banda, que se acerca más a los Bon Jovi y Aerosmith de los ’80 que a Metallica o AC-DC, nos ofreció un recital lleno de sinceridad y solidez, en el que se notaban las horas de escenario,  asfalto y contacto que la banda lleva a la espalda.  El concierto alternó temas más ligeros  como "It's A Long Way” ó “She's Gone" con baladones  a dos voces y temas más pesados y oscuros como "Devil's Toys", ó "Whiskey Nightmare", que hicieron las delicias de los más metaleros. Rock and roll clásico, sólido y contundente, sin excesivos virtuosismos, en el que una tenaz base rítmica permitía el juego de las guitarras y el ya citado protagonismo de la voz solista. Tras un breve descanso, un par de temas en solitario de Rough con acústica bajaron un poco el ritmo del concierto, que volvió a coger nuevos ímpetus para terminar con un bis repleto de buenas versiones de lo más dispares, demostrando las fuentes clásicas de las que la banda se nutre: Chuck Berry, Led Zeppelin o Lynrd Skynrd y su ‘Sweet Home Alabama’.
Buenas sensaciones las que la banda dejó en su paso por Valles, a juzgar por los comentarios recogidos de muchos de los asistentes, que disfrutaron de lo lindo ante esta descarga de energía y poderío rockero y se enrollaron con los músicos comprando un buen número de discos al final del concierto. Por si alguien tenía alguna duda, el rock no está muerto, amig@s.
Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu
https://www.youtube.com/watch?v=4d4gT6HsVN0
https://www.youtube.com/watch?v=fNueaDC0JII






miércoles, 9 de abril de 2014

III ALCUENTROS DE MUSIQUES FECHES N'ASTURIAS

Léelo n'asturianu

Los dos últimos conciertos celebrados en Valles esta pasada Semana Santa estuvieron enmarcados en los ‘III Alcuentros con les músicas feches en Asturias’, una apuesta de la asociación por la difusión de las música asturiana de raíz y que siempre ha despertado la simpatía de los socios y asiduos a nuestros conciertos.  La programación incluía una apuesta variada, que unió estilos clásicos, innovadores y populares. El jueves Santo sonaron en Valles ‘Tejedor’ y ‘Vrienden’. Los primeros no necesitan presentación, pues son una de las bandas más reconocidas en la escena folk asturiana, y con una considerable proyección internacional. En formato quinteto, demostraron su buen hacer ante un público que los esperaba con interés. Con la sala animada pero no demasiado llena, en la que un imaginario foso entre el escenario y el público se mantuvo presente toda la noche, los de Avilés empezaron con Lorient,  tema de su último disco ’Positivo’, demostrando su destreza y autoridad sobre el escenario. Un repertorio repleto de danzas, saltones, muñeiras y cantares.. temas propios en su mayoría, y algunas composiciones populares que fueron pasando por el escenario de Valles en un preciosista concierto de más de dos horas. La sólida base rítmica de percusión y guitarra daba fuerza a los penetrantes fraseos de gaita y acordeón. El pandero y la voz de Silvia Quesada, tan dulce y serena como revoltosa según el momento, completaban la formación. Un sonido compacto, buenos arreglos, maestría y buen gusto en la ejecución estuvieron presentes a lo largo de todo el recital, que terminaron con un par de bises y la apoteosis final protagonizada en solitario por Jose Manuel y su gaita, demostrando su talento en una intensa pieza final que desató las ovaciones del público.
Pasada la 1 de la mañana, y con un ambiente ya bastante caldeado, empezaron a sonar los primeros acordes de la mano de ‘Vrienden’. Esta joven banda procedente de Nava y formada en 2010 por Xurde Fernández (flauta, whistle y violín) y Nel Suárez (guitarra) hace un folk muy interesante, que ellos denominan ‘Folk fusión alternativo’ y que a estas horas a mí me parecía ya hasta psicodélicu. Con una formación sencilla -integrada por los ya citados junto a Pedro Santiago a la percusión (cajón y bodhram) y Juan Duarte a la voz- pero palpitante en todo momento y muy animada, enseguida conectaron con el  público que bailó y acompañó con palmas muchos de los temas. En Valles presentaron los temas de su primera grabación, ‘Vrienden’, por el que acaban de recibir el premio AMAS 2014 al mejor disco folk. Melodías con fuerte raíz asturiana armonizada con toques jazzeros, de hip hop y de world music, letras intimistas y un alto componente de improvisación y libertad en el escenario son los elementos que caracterizan la música de Vrienden, que sorprenden en cada tema con propuestas valientes y nada convencionales. Un grupo al que seguir de cerca la pista y que nos dejaron un agradable, caótico y clorofílico sabor de boca.
Y el sábado llegaron a Valles ‘Los Berrones’. El petazo en la sede fue impresionante, se diría que  hasta la bandera y más arriba si nos gustaran las banderas, que no es el caso. Pocas bandas hay en Asturias que tengan la convocatoria de Los Berrones y que gusten a un público tan diverso. Están celebrando sus 25 años de existencia y sus nueve discos en el mercado, algo extraordinariamente difícil de conseguir en Asturias y que supone un gran mérito. Además de los componentes originales de la banda -Ramón Blanco a la guitarra y la voz (ESA voz), y Olegario Méndez al bajo- completaban la banda los ya históricos Chema Fombona a la batería y Julio Gilsanz a la guitarra solista. Empezar y no parar fue todo uno. ’A cabruñar’, ‘El tambor’, ‘Agárrate al mango’, ‘El estudiante’ ‘Nun yes tú’ ó ‘Borrachón’ son algunos de los grandes éxitos que la banda fue encadenando, y que fans de todas las edades -niños, jóvenes y mayores- bailaron y corearon en una ambiente de lo más festivo. Con un pop-rock sencillo, casi adolescente, estribillos y coros pegadizos y letras muy socarronas en las que es fácil sentirse reconocido, han conseguido definir un estilo muy personal que ya es casi ‘marca registrada’. No faltaron tampoco versiones de Eric Clapton, The Police, los Stones o los Stukas. Tras casi dos horas de concierto y un par de reclamados bises, terminaron una exitosa actuación tras la que se enredaron un buen rato en la firma de discos y las fotos con los fans al más puro estilo ‘rock star’. Un cierre brillante el de Los Berrones a estos III Alcuentros de músiques feches en Asturies, que se han consolidado ya en la programación de nuestra asociación y que demuestran la significativa afición que existe en nuestro concejo y alrededores por la música asturiana.

Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu
Traducido por Miguel Isla

martes, 18 de marzo de 2014

LA ARMÓNICA EN EL DESVÁN 29 MARZO CONCIERTO PRO-PIRAGÜES 2014

Léelo n'asturianu
Noche de éxito y de participación ciudadana la vivida el pasado sábado en nuestra sede de Valles. El concierto se celebraba con una motivación especial, la de recaudar fondos de apoyo a la celebración del XXXV descenso en piragua del rio Piloña, un evento deportivo y fiestero de profunda tradición en nuestro concejo, que muchos recordamos con cariño tras aquellos históricas fiestas de los años ’70 y ’80, y que tras unos años de abandono, quiere relanzarse con el esplendor de antaño. Así, con el impulso de varias  asociaciones locales: el club de piragüismo Neptuno, Los Tritones, la asociación de comerciantes Coservi y la de mujeres ‘Les Llamoses’, se organizó el evento en el que, como no podía ser de otra forma, la Bocanegra aportó su granito musical. En esta ocasión  el broche melódico vino de la mano de la joven banda -aunque repleta de veteranos-  ‘La armónica en el desván’, de nombre tan evocador como virtual.
Antes de las once de la noche la sede ya se encontraba con bastante ambientillo. La decoración con banderines y piragua incluida, sumada a los clásicos y coloridos collares piragüeros confeccionados por ‘Les Llamoses’ para su venta entre los asistentes, resultaban de lo más alusivo. En las pantallas se proyectaba un video con imágenes del descenso del año pasado y, antes del inicio del concierto, el presidente del club Neptuno, Vicente Llerandi, subió al escenario para decir unas palabras de agradecimiento y apoyo a la organización del evento.
Sobre las once de la noche se inició el primer pase de la banda,  cuarteto integrado por  el piloñés Jose María Aladro -conocido por su participación en la banda folk ‘Cuerria’-  a la guitarra rítmica y la voz, Evaristo Roig al bajo y coros, Jose Sanz a la batería y Alain Mendez a la guitarra solista. Un grupo de pop rock que prácticamente se estrenaba en nuestra sede, y que aún así mostró gracia, soltura y desenfado sobre el escenario. Sin grandes pretensiones, pero serios y cumplidores en su cometido, transmitieron  muy claramente durante toda la noche su disfrute sobre las tablas. Nos ofrecieron un repertorio muy variado, con temas clásicos del pop-rock nacional e internacional bastante conocidos para un público piragüero añejo y nostálgico, con el que conectaron enseguida. Empezaron con un tema propio que invitaba a quemar la noche, seguido de versiones de Revolver, JJ Cale, Dire Straits, la Creedence y Antonio Flores. A pesar de que se les notaba cierta falta de  rodaje,  mostraron una buena interacción y complicidad con el público, entregado a ‘la causa’ y con ganas de pasarlo bien. Como suele ser habitual, los de abajo empezamos un poco paradinos en los primeros temas, para entrar en el segundo pase con más calor y bailoteo. En esta parte incluyeron tres nuevos temas propios, que piensan seguir incrementando, y otros conocidos de Los Secretos, Loquillo ó George Harrison, entre otros.
Gracias a la más que notable presencia de los aficionados piloñeses, y a la colaboración desinteresada de ‘La armónica en el desván’, lograron recaudarse en el concierto más de 600 euros -a los que se sumarán los recaudados desde la fila 0-, que serán entregados a la organización del descenso. Magnífica la la respuesta con la que la sociedad local respondió al llamamiento del histórico club Neptuno de Infiesto, así como del resto de las asociaciones que trabajaron con un mismo objetivo, demostrando que el movimiento civil en el concejo es uno de sus mayores activos, una realidad sólida y eficiente, que trabaja día a día generando alternativas muy variadas para el ocio, el deporte y la cultura en nuestro entorno.

Desde la asociación Bocanegra expresamos el deseo de que el próximo 26 de abril el descenso del río Piloña resulte de lo más exitoso, y animamos a todos los piloñeses y visitantes a participar en él con la misma alegría y entusiasmo de aquellos gloriosos años.
Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu

jueves, 13 de febrero de 2014

CONCIERTO DE LA M.O.D.A. 22/02/2014

Son divertidos y tienen costumbre de hacer un gran directo. Están de gira por toda España y Valles no podía faltar en ese tour, sábado 22 de febrero 23:00 (22:00 apertura de puertas) Gustan a todo el mundo y siempre la lían parda. Que quienes son....:
La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.)
“¿Quién nos va a salvar?” (Mús Records. Octubre 2013)
La Maravillosa Orquesta del Alcohol es un original sexteto que mezcla música acústica e instrumentos como acordeón, banjo, mandolina y saxofón. Con un sonido que bebe del folk, el blues, el country y el rock & roll, esta banda burgalesa (también conocidos como La M.O.D.A) lleva 2 años y medio sin parar de hacer canciones y actuar por todo el país: en festivales, como teloneros de artistas internacionales (Dropkick Murphys, Frank Turner), en salas, bares o en la calle.
La M.O.D.A se forma en la primavera de 2011 de forma espontánea y tras la vuelta a casa de David Ruiz (voz, guitarra,
armónica y banjo), que había estado una temporada buscándose la vida como músico callejero en Dublín. A su regreso e inspirándose en el espíritu de las bandas de la capital irlandesa, decide reunir a un grupo de amigos sin otra pretensión que hacer canciones y tocarlas en directo.
Tras más de 80 conciertos y dos Ep's, La M.O.D.A publica este otoño su primer álbum , '¿Quién nos va a salvar?' (Mús Records), grabado por Kaki Arkarazo (Los Coronas, Vetusta Morla, Berri Txarrak) y masterizado en Nueva York por Greg Calbi (Bon Iver, Bruce Springsteen). Su primer LP, producido por el
músico de folk Diego Galaz (La Musgaña, Mastretta, Feten Feten) recoge diez temas en castellano en los que el grupo da un paso adelante en la búsqueda de su identidad, combinando una base instrumental de influencia anglosajona con la distintiva voz rasgada de su cantante. Una propuesta a la que cuesta encontrar comparaciones en la música de hoy en día. Con influencias dispares que van desde The Clash a Springsteen pasando por The Pogues, Dylan, Calexico o Eskorbuto e impulsados por un directo que destila energía y pasión, La Maravillosa Orquesta del Alcohol está cada día en boca de más gente. De hecho, podrían ser el grupo que todos estamos esperando. O quizá no, pero eso a ellos les da igual.

Estos son los 3 vídeos oficiales:
http://www.youtube.com/watch?v=-kJkoj65KNE Nómadas
http://www.youtube.com/watch?v=Q3_baCzbyXo Los Hijos de Johnny Cash
http://www.youtube.com/watch?v=v5F30qWNjBc Gasoline




miércoles, 8 de enero de 2014

TRAVELLIN' BROTHERS & DAVID GIORCELLI 18/ENERO/2014

Léelo n'asturianu
Noche de sexto aniversario para nuestra pequeña-gran asociación, que nació de manera casi improvisada de la mano de un puñado de locos por la música y que hoy es ya un referente entre las salas de conciertos asturianos por su programación, su sonido y su toque Bocanegra. La sede casi llena destila un ambiente de lo más heterogéneo y distendido -cosa que nos gusta- bastante antes del inicio del concierto. Saludamos a muchos socios y amigos, llegados de distintas partes de Asturias para participar en la celebración de esta -para algunos- inconcebible efeméride, y disfrutar de la presencia de una banda que gustó mucho el año pasado y que parecía apuesta segura para depararnos una gran noche. A las 11:00, y antes de que los músicos suban al escenario, la presidenta Ana Canteli felicita a la asociación por los seis años de existencia, por lo vivido y conseguido, y agradece el trabajo desinteresado de la directiva, por la que han pasado ya muchos personas en este largo periplo dejando su impronta en mayor o menor medida. La gente aplaude y vitorea. El local está ya hasta la bandera, y hasta cuesta encontrar un huequín para acomodarse. Enseguida suben los Travellin Brothers en formato instrumental: guitarra, bajo, hammond y batería. Esta vez vienen sin el trío de metales que tanto nos gustó el año pasado. Pero no importa. En cuanto suenan los acordes de ‘Up the line’, el blues inunda la sede y las sonrisas empiezan a rular de boca en boca.
Travellin’ brothers es una banda ya consolidada. A la formación base de 6 músicos (guitarra, bajo, batería, teclados, voz y saxofón) se unen habitualmente otros dos metales, y cuando la ocasión lo permite, toda una Big band que les da un mayor toque de swing. Ocupan el escenario con autoridad, seguros de un repertorio que dominan y que en el que alternan temas de sus tres discos con clásicos de varios estilos de blues: Chicago, R&B, Memphis, Shuffle. En esta ocasión, dan además protagonismo al boogie de la mano del impresionante pianista David Giorcelli, acompañado de la vocalista Ster Wax  que completa la propuesta con un toque ligeramente soulero.
Con el sugerente ‘Into the blue’, tema propio de la banda, sube a la palestra el vocalista Jon Kareaga, todo un jefazo con soltura en el escenario, voz satinada y maneras de gánster de Bilbao, que tras el ‘Hoochie Coocie Man’ de Willie Dixon da paso a uno de los invitados de la noche, el pianista David Giorcelli, que rápidamente nos demuestra por qué está considerado uno de los mejores intérpretes de boggie de la escena actual. Con ‘Kansas City’, y sobre todo, con el endiablado  ‘Shake Rate and Roll’, el hombre con cara de despiste y de ‘yo pasaba por aquí’ se convierte en un ágil ejecutante, un demonio incendiario que  martillea incansablemente el piano con acordes encadenados y escalas vertiginosas que recorren el teclado desbocadas arriba y abajo hasta -literalmente- salirse del mismo.  Tras un par de temas con la banda, se incorpora al grupo Ster Wax, mujer con voz poderosa, de amplios registros y carácter en el escenario. Interpreta con David varios temas en los que demuestra su garra y señorío ante el micro, como el clásico ‘Allright, Okay, you win’ o la balada ‘Love her taste’.
La banda lo va dando todo sin aparente desgaste. Solidez en la base rítmica (Eneko Cañibaño al bajo e Isi Redondo a la batería, discretos y elegantes), un guitarrista expresivo y ardiente ( Aitor Cañibaño) y un teclista (Ander Urzaga) omnipresente que hoy ha tenido que repartir protagonismo con el artista invitado.  El sonido potente de la sala y la marcha de público animan también el cotarro, y los músicos disfrutan. Cerca ya del final, la apoteosis con temazos como ‘Swign and jive’, que el público corea de lo más animoso, ‘Sweet Little Angel’ de BB King, ‘Little by Little’ o el ‘I just wanna make’ de Willie Dixon, en los que Jon y Ster combinan voces.  David Giorcelli y Ander Urzaga se marcan un tema a cuatro manos, y  sube también con su armónica el amigo Manuel Velasco, llegado desde Oviedo y muy fan de los Travellin’ Brothers, a los que acompaña en un par de temas, como siempre con muy buen rollo. Ya para acabar, el himno ‘When the saints go marching in’, que todos nos sabemos y cantamos, y un bis con ‘Midnight train’ excelente tema propio con aires de rhythm’n’blues que como siempre, nos deja con ganas de más y más. Se despiden con un ‘hasta pronto’ que se hará realidad seguramente el año que viene por estas mismas fechas, aunque ya hay quien habla de fletar un autobús de Bocanegras para ir a Bilbao a escucharlos con la Big band. En fin, ya veremos.
Una vez más, triunfa lo hermoso, lo sublime, la emoción de la música en directo sobre las miserias cotidianas, y por unos momentos todos somos felices. Ahí está su magia y su poder.  Ese es el espíritu que noche tras noche invocamos en Valles, y que esperamos se mantenga por los menos otros 6 años. Hasta entonces, allí nos encontraréis.

Conchi Gálvez
http://travellinbrothers.com/
http://www.davidgiorcelli.com/
http://aritmodeblues.wordpress.com/2013/04/15/sterwax/

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL