jueves, 23 de mayo de 2013

CONCIERTO/MUESTRA PABLO CANALÍS 01/06/2013

Leelo n'Asturianu
¿Sabías que el sonido de los gongs puede viajar kilómetros y que en la antigua china se utilizaban como elemento de comunicación entre aldeas distantes, que los buzzticks de bambú reproducen sonidos de animales y se utilizaban por los habitantes de Indonesia para espantar depredadores en la selva, o que las arpas de boca fueron moneda común de trueque en Australia, donde los primeros conquistadores se las entregaban a los aborígenes a cambio de la propiedad de enormes extensiones de tierras?
Estas y otras curiosidades fueron ayer amenamente desveladas por Pablo Canalís -músico avezado, conocido bajista del grupo de rock progresivo Senogul  y entusiasta estudioso de los instrumentos del mundo- en una charla incluida en la programación que la Asociación Bocanegra dedicará durante el presente mes de junio a ‘otras músicas y sonidos’. Pablo lleva investigando en este tema que le fascina desde hace más de 7 años, conoce numerosísimos instrumentos y ha utilizado más de 50 en las composiciones que forman parte de su  reciente disco ‘Folclores Imaginarios’.
Ante un escaso pero interesado público, Pablo fue desgranando, en una fascinante charla de  de más de dos horas de duración, el origen y la evolución de diversos instrumentos de los cinco continentes -algunos utilizados ya en el neolítico-, incluyendo aspectos relacionados con los materiales de los que están hechos, sus peculiares mecanismos de sonoridad o sus usos sociales (ritos chamánicos,  fiestas de la cosecha, ofrendas, rituales de paso), en una verdadera demostración de conocimientos etnomusicales. La ponencia incluyó demostraciones en vivo de los instrumentos -en solitario o acompañado por Pedro Menchaca y Guzmán Argüello- así como  de un documentado apoyo audiovisual.
Siguiendo la clasificación ideada por los musicólogos Curt Sachs y Erich Hornbostel en 1914, basada en las propiedades físicas de cada instrumento y el modo de generación del sonido, Pablo fue presentando los instrumentos en cuatro categorías: Aerófonos (Viento); Idiófonos (Percutidos); Cordófonos (Cuerda) y  Membranófonos (Percusión). Así, uno tras otro fueron pasando ante nuestros ojos y oídos artefactos de nombres tan sugerentes como marínbula, udu, kalimba, cuenco cantor, didgeridoo, palo de agua, kaval moldavo, ó springdrum,  utilizados desde tiempos remotos en la música popular del Caribe, Asia, Africa y Oceanía. Una clara demostración de la riqueza y diversidad de la música como lenguaje universal y soporte de las manifestaciones culturales que los pueblos y etnias surgidos en diversos puntos del planeta han sabido crear a partir de los recursos naturales de su entorno. Valiosos testigos que se han  transmitido de generación en generación hasta nuestros días y, sin embargo, han sido ignorados e invisibilizados por la arrogante cultura occidental, permaneciendo desconocidos para la mayoría de nosotros, y descubiertos en los años ’70 por la escena del jazz, el rock progresivo y la fusión.
Agradecemos a Pablo Canalís & amigos la interesante experiencia compartida el pasado sábado en Valles y le deseamos mucha suerte en sus presentes y futuros  proyectos, dotados siempre de una singularidad excepcional y un peculiar sentido creativo.

Conchi Gálvez
Léelo n'Asturianu
PABLO CANALIS
Fotos Nacho Sariego

sábado, 4 de mayo de 2013

THE MUGGS EN CONCIERTO 17/05/2013


El pasado viernes 17 de mayo, y para nuestra alegría, pasó por Valles ‘The Muggs’, enorme trío de blues-rock integrado por Danny Methric a la guitarra y la voz, Tony DeNardo al bajo  y  Todd Glass a la batería.
La expectación y las ganas eran considerables. El grupo venía avalado por varios premios y reconocimientos en su país, y por las exitosas giras europeas que ya les habían traído a España en tres ocasiones.  La de este año, que les llevará además a Alemania, Holanda, Francia e Italia, corresponde a la presentación de su doble disco ‘Full Tilt’, grabado en directo en 2012, y que incluye temas de los anteriores ‘The Muggs’(2005), ‘On With The Show’ (2008) y ‘Born Ugly’(2011). 
La banda llegó puntual a la prueba de sonido, que se resolvió ágilmente y sin problemas,  apenas unos minutos de pequeños ajustes y control de volúmenes sin tener que dar más vueltas, y donde  ya percibimos que se nos venía encima una noche de las grandes. En la cena se mostraron muy cordiales y comunicativos.  Son tíos sencillos, que disfrutan del placer de viajar y ver mundo, a los que les gusta hablar y conocer gente.  Afirman que han tenido suerte y que las cosas les van bien para ser, según sus palabras  “una sencilla banda de rock and roll de Detroit como otras muchas” que ha tenido el privilegio de poder salir de su país  y girar por Europa ya en cuatro ocasiones.
En torno a la mesa  charlamos de su historia en estos 12 años de existencia , de la música que les gusta: The Beatles, Led Zeppelin  Rory Gallager -lo de Danny por este hombre es adoración-, Humble Pie, Muddy Waters, BB King, Taj Mahal, The Who, the Kinks, Black Sabbath, Howlin wolf , Albert King y otros muchísimos.., de lo mal que se come en Detroit y lo bien que se come en España ( incluída foto mítica de un huevo frito con arroz que Tony envía sus colegas), -y de “vaya rico que está el vino”-, del precio que están alcanzado las reventas para el concert de Springsteen en el Molinón ( quedan flipados), de lo bien que suena nuestra sede…en fin, de lo de siempre pero con muchas risas.
Sobre las 11.30, y con la sala de Valles muy ambientada, los músico suben por fin al escenario. Los primeros acordes del blues  ‘6 to midnite’, el tema con el que abren el concierto, son contundentes. El público, que está con ganas, se frota las manos, y da el aprobado ‘ipso facto’. Sin respiro siguen con ‘Sturm und Drang’, más reposado pero contundente y ‘Hats off to  Mr. Beardsley’. El guitarrista es muy versátil, encadena riffs clásicos y solos de lo más personal con total naturalidad, acompañándose de una voz un pelín rota y genuinamente rockera. Tras ‘Losing end blues’, de influencias  ZZtopianas llega la primera versión de la noche, el tema ‘I take what I want’ de Rory Gallager’, que la peña recibe con alegría. Tras esta, en la sugerente ‘Said and Done’,  Danny nos mete de cabeza en la psicodelia tras una intro más endurecida, y se acelera con ‘Doc Mode’, donde luce con fiereza sus camaleónicas facultades. Por su parte, el resto de la banda no para tampoco. Tony toca el bajo a través de un teclado. Un accidente vascular le dejó hace unos años la mano derecha insensible, pero ha logrado adaptarse a este nuevo instrumento y guía la sección rítmica en buena complicidad con la alocada y magnífica batería, que parecen tres.
Tras un descanso, la segunda parte revienta el escenario con una más que zeppeliana  ‘Never Know why’. El público ya está caliente y celebra cabeceando al unísono temazo tras temazo. Tras ‘Need ya baby’ y ‘Gonna need my help’, encadenan tres versiones: un personal y robustecido ‘Help’ de los Beatles, al que sigue un nuevo homenaje a Gallager con ‘Used to be’ y la conocida ‘Rattlesanake shake’ de Fleetwood Mac. Tras casi dos horas de humeante concierto los músicos quieren despedirse, pero la sala, hirviente y agitada, pide más. Nos regalan aún un par de bises que la gente, en pleno arrebato, agradece con sinceridad.
Tras el concierto, saludos, fotos con todo el mundo, firma de discos, cervezas y buen rollo generalizado. El subidón todavía nos duraría un buen rato. Una noche más de magia y rock and roll en Valles; es lo que nos gusta y es lo que queremos.  Y se nos da de maravilla, oye !!
Conchi Gálvez
LÉELO N'ASTURIANU
Traducción de Miguel Isla

THE MUGGS 17/05/2013

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL